1/27/2011

1

A este "Jazz" le falta ritmo

No es ningún secreto que los Utah Jazz no están precisamente en su mejor momento de la temporada. Después de empezar con buen pie la campaña, se han tropezado con su primer gran obstáculo en forma de 6 derrotas consecutivas. Vamos a analizar por qué ha sucedido y si es sólo un pequeño bache o algo más profundo por lo que preocuparse.

El equipo de Salt Lake City ha cogido una nueva forma tras la marcha el pasado verano de su referente interior, Carlos Boozer. Tuvieron que moverse en los despachos en busca de alguien capaz de hacer que la ausencia de su máximo anotador durante las últimas campañas no se notara, y lo encontraron en la figura de Al Jefferson. Sin embargo, la directiva Jazz, como viene siendo habitual, en su política de austeridad dejó marchar a 2 piezas fundamentales más a parte del Ala-pívot All-Star. Kyle Korver y Wesley Mathews abandonaron la franquicia y para sustituirles, se contrataron dos jugadores de corte muy distinto, Raja Bell y Earl Watson, además de la incroporación vía draft de Gordon Hayward.

Tras estos grandes cambios en la plantilla, Jerry Sloan ha venido teniendo muchos problemas a la hora de confeccionar su roster principal y establecer las distintas rotaciones. Después de haberse disputado ya media temporada, el "head coach" aún no se ha decidido definitvamente sobre quien es el alero titular del equipo, jugando algunas veces el ruso Kirilenko y otras tantas CJ Miles.
Los roles en la rotación tampoco están nada claros. Watson y Price se turnan en el puesto de playmaker suplente. El rookie Hayward a veces juga casi 20 minutos y otros partidos ni si quiera pisa el parqué. Con la recuperación del turco Okur, la rotación interior que hasta el momento había sido la más estable, también se ha desajustado.

Pero a parte de los problemas de dirección desde el banquillo, hay varios jugadores que han bajado considerablemente sus prestaciones. Paul Millsap empezó la temporada con números de Ala-pívot All-Star. Sin embargo, su producción ha caído considerablemente en el ultimo mes de competición. Raja Bell está atravesando una racha horrible en su tiro exterior. Siendo un jugador de alrededor de 30 minutos por partido su aportación está siendo escasísima en ataque y bastante peor en defensa de lo que en un jugador de sus características cabría esperar. Finalmente, la producción de los dos aleros también ha ido de mal en peor, ya sea por falta de confianza por no conocer cuál debe ser su rol en el equipo o por un bajón físico.


Expuesta toda la problemática, cabe resaltar que no todo son malas noticias para los seguidores Jazz. Deron Williams está realizando un campaña fabulosa, situándose sino como el mejor base de la liga, entre los tres mejores. Su progresión parece no tener límites, siendo de todos los playmakers el más completo. Demostrando una y otra vez que puede echarse el equipo a las espaldas sin problemas y hacer siempre mejores a sus compañeros. 

Al Jefferson también está mostrando cada vez más una mayor adaptación a los esquemas tácticos del equipo. Mejorando paulatinamente sus números y siendo la referencia en el poste.
Melissa Majchrzak/NBAE/Getty Images

La reincorporación de Okur, cada vez en mejor estado físico, también se antoja una buena noticia a largo plazo, sobretodo en vistas a Playoffs. Tener al turco en plenas facultades es una gran garantía, dado el abanico de soluciones que puede aportar. Siendo tanto Jefferson como Millsap jugadores netamente interiores, tener un 7 pies capaz de anotar desde fuera de la linea de 3, hace que el equipo sea mucho menos previsible.

Aunque no cabe ninguna duda en que el equipo sólo puede ir hacia arriba, con los mimbres actuales de la plantilla y aún fijando adecuadamente el roster y las rotaciones, estos Jazz son claramente peor conjunto que el de las pasadas campañas. Luego, para tener alguna aspiración real a luchar por el anillo, debería haber movimientos en los despachos vía trade, sobretodo en forma de un escolta anotador de garantías, ya sea para ocupar el puesto de titular o para salir desde el banco como sexto hombre. Sin embargo, conociendo el quehacer de la directiva esto se antoja poco probable, por no decir imposible.

En definitva, si nada nuevo ocurre, el Jazz seguirá con su melodía de siempre, siendo un equipo medianamente competitivo, pero incapaz de luchar contra los mejores conjuntos de la liga.

1/19/2011

2

2010-11, una Temporada de Cambios LeBron ya no es "el físico" de la NBA

La presente campaña está siendo sin lugar a dudas una temporada de cambios en la mejor liga de baloncesto del planeta. Vamos a analizar un poco estos cambios que dan un sabor nuevo y distinto a la actualidad NBA.

La explosión del Rookie Blake Griffin ha sido la mejor y más sonada novedad de la temporada. Será muy probablemente uno de esos pocos jugadores que en su temporada de novato, disputan su primer All-Star entre los mayores. Su presencia en el evento de la fama está garantizado con su participación oficial en el Sprite Slam Dunk contest, más conocido como concurso de mates. Además de ser un fijo seguro para el partido entre novatos y jugadores de 2º año. Sin embargo, todas las quinielas apuntan a que dará el salto definitivo al estrellato entrando entre los elegidos para el gran partido, el del domingo, el de las superestrellas.
Y es que el bueno de Griffin no es un novato cualquiera. El actual físico más potente de la NBA, no sólo destaca por su potencia a la hora de machacar el aro. Es uno de los mejores reboteadores de la liga (3º actualmente), el novato que promedia más puntos y minutos por partido, 22,5 y 37,5 respectivamente, 2º en dobles figuras con una racha abierta de partidos 27 consecutivos, y sobretodo, en sus apenas primeros 3 meses en la competición ha sido capaz de fijar sus máximos en: 47 puntos y 18 rebotes.

La campaña también ha deparado un equilibrio muy distinto entre los equipos aspirantes al anillo. Gracias al loco verano de agentes libres y a los traspasos durante la campaña (y los que muy probablemente acontezcan antes de la fecha límite, el 24 de febrero), el abanico de candidatos ha sido claramente alterado. Cleveland Cavaliers, mejor equipo de la pasada temporada regular ha pasado a ser el peor equipo de la liga, siendo serio aspirante a peor conjunto de la historia del campeonato. Denver Nuggets 2º aspirante en el oeste la pasada campaña, se ha diluido entre reuniones por el traspaso de su principal estrella, Carmelo Anthony. Phoenix Suns, finalista de la conferencia oeste en 2010, ha sido desmantelado desde los despachos convirtiéndolo en un solar donde Nash juega sólo. Sin embargo, no todo son malas noticias. A rey muerto, rey puesto y así han surgido nuevos equipos muy potentes que la pasada campaña practicamente sufrían para conseguir un puesto en los Playoffs. Este es el case tanto de Miami Heat como de Chicago Bulls, las 2 grandes novedades en la conferencia este. El trío de Florida ha sabido sobreponerse a un inicio de campaña dubitativo para luego situarse en segunda posición de la tabla. Los Bulls por su parte con un cada vez más sorprendete Derrick Rose con fragancia a MVP y un entregado Carlos Boozer has situado al equipo de Illinois en el mapa, siendo terceros en la tabla.
El estrellato en la liga también está en fase de cambios. Con viejos rockeros en horas bajas como Duncan, Garnett, Nash o Kidd, se abre el camino para aquellos jóvenes hambrientos llenos de talento y ganas de comerse el mundo. Las temporadas de Derrick Rose y Deron Williams son especialmente llamativas en este sentido, así como Rajon Rondo, Monta Ellis, Erick Gordon y obviamente la dupla de Oklahoma con Kevin Durant y Russell Westbrook. Los Bryant, Wade, Nowitzky y compañía, siguen demostrando su enorme calidad cuando las lesiones los respetan.

Finalmente, no podemos olvidarnos de aquellos otros que también forman parte de la liga. Me refiero como no puede ser de otra manera de los árbitros. El criterio arbrital ha cambiado y mucho con lo que se refiere a las protestas y a sus consecuentes téncicas. Esta temporada se reparten como hostias en las iglesias, siendo muy curioso el ejemplo de Ken Mauer y sus 5 técnicas pitadas en tan sólo 13 segundos.

En conclusión, la presnte temporada está siendo marcada por los grandes cambios producidos en la liga. Ahora falta comprobar si el colofón lo tenemos en forma de cambio de vencedor, o los Lakers son capaces de romper la dinámica y repetir anillo por tercera vez consecutiva. Lo que sí está claro, es que el cambio definitivo se dará en verano (con suerte) con el nuevo convenio colectivo entre jugadores y franquicias.

12/08/2010

9

El Efecto Ariza

Trevor Ariza es un jugador especial. Aunque sus números estadísticos nunca han sido los de una estrella de la liga, el jugador de UCLA ha sabido hacerse un hueco importante en la liga ya que con él en cancha, los equipos mejoran considerablemente sus resultados.

Ariza empezó su andadura NBA siendo escogido en la posición número 43 de la segunda ronda del draft de 2004, por los New York Knicks. Ya en su primera temporada fue traspasado a los Magic junto con Penny Hardaway a cambio de Steve Francis, siendo testimonial su paso por el equipo de la gran manzana.

En su estancia en Florida, Ariza ejerció un rol de suplente siendo el 7º u 8º jugador en la rotación y disponiendo apenas de entre 12 y 20 minutos por partido. Tanto sus numeros (8,8 puntos y 4,4 rebotes por partido) como su influencia en el equipo no fueron decisivos en su temporada y media en Orlando.

Al inicio de la campaña 2007-08, fue traspasado a Los Ángeles Lakers. En esta campaña Ariza padeció de graves problemas físicos que lo mantuvieron inactivo prácticamente toda la campaña regular. Se reincoporó al equipo en Playoff como un jugador de refresco en la segunda unidad. Su participación fue creciendo hasta consolidarse en la rotación, empezando a adquirir la dimensión de verdadero jugador de la liga. Los Lakers llegaron a la Final de la NBA, perdiendo ante los Boston Celtics en la final.

La temporada siguiente, fue la de su explosión. Se hizo con el puesto de 6º hombre gracias a sus buenas actuaciones durante la campaña regular, destacando en sus labores defensivas. Pasada ya la mitad de temporada, se hizo con un puesto en el quinteto titular desplazando a Vladimir Radmanovic y Lamar Odom, convirtiéndose este último en 6º hombre aunque gozando de más minutos e importancia que Ariza en el equipo. Las mejores actuaciones de Ariza se remontan a las Finales de esta temporada, cuando frente a los Magic realizó unos partidos magníficos tanto defensiva como ofensivamente. Ariza era pieza clave de esos Lakers que se alzaron con el anillo de campeón, gracias en gran parte a un final de campaña pletórico del propio Ariza.

El verano de 2009 Ariza como agente libre decidió fichar por los Houston Rockets. El equipo de Yao Ming y McGrady dejó de ser tal ya que ambos pasaron toda la campaña lesionados y en el caso de McGrady acabó siendo traspasado a los Knicks en febrero. Trevor hizo un paso adelante para pasar de ser un jugador complementario a ser una de las estrellas del equipo, junto con Luis Scola y Aaron Brooks. La temporada fue reñida hasta el final, quedándose a las puertas de Playoffs.

Este pasado verano, con la recuperación del chino Ming y la adquisición de Patterson en el draft, los Rockets decidieron traspasarle a los Hornets de Nueva Orleans. Desde el inicio de campaña Ariza ha sido titular indiscutible, robándole el puesto a un Pedja Stojakovic ya muy mermado que al final acabó traspasado a los Raptors a cambio de Jarret Jack. Los Hornets con prácticamente el mismo equipo que la pasada campaña a excepción del propio Ariza y Marco Belinelli han demostrado una gran mejoría en su juego, que les llevó a hacer un inicio de campaña de 11-1.



Ariza por lo tanto es un ejemplo del típìco jugador NBA, llegando a la liga sin un nombre y haciéndoselo a base de trabajo y mejora de su juego. Un jugador que hace de los intangibles su mayor y más preciado activo y que no necesita de números estratosféricos para hacerse un hueco entre los mejores de la liga. Lo más relevante y enigmático es que los equipos en los que él juega, con tan sólo su presencia mejoran significativamente su rendimiento. El caso de los Rockets de la pasada campaña comparada con la actual donde sólo Ariza y la reincorporación de Ming al inicio de campaña (ahora ya vuelve a estar en el dique seco) han sido las únicas diferencias y en cambio los resultados del equipo han sido significativamente peores. También es muy destacable los resultados como conjunto del equipo de Nueva Orleans, que sin apenas cambios y con un equipo con un talento bastante limitado se han consolidado entre los mejores de la conferencia oeste, y de seguir así, como un serio candidato a entrar en Playoff.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More